martes, 6 de octubre de 2015

Los diferentes tipos de Manchas

Una mancha se puede definir como  una hiperpigmentación  localizada. Los melanocitos, son las células que se encargan de producir melanina y esta es la responsable de oscurecer la piel.

Existen miles de variedades de manchas de diferentes tonos, formas y disposiciones.
Hoy hablaremos de las diferentes manchas oscuras y las clasificaremos según su aspecto y origen.


Las efélides son las pecas simpáticas. Estas manchas son las típicas que se manifiestan en verano, son pequeñitas y suelen ir en grupo. Suelen aparecer en personas con piel y cabello claro.
Otras pecas suelen tener un componente hereditario.

Luego tenemos las típicas manchas que aparecen con los años; las manchas seniles o léntigos.
El principal motivo de aparición es la repetitiva exposición solar y aquí es donde cobra sentido la frase “La piel tiene memoria”. Año tras año, van creciendo en nuestras capas profundas de la piel y de repente brotan ensuciando nuestro rostro. Suelen aparecer en la cara, escote, brazos (zonas expuestas al sol). Estas son las manchas que podemos retrasar y evitar.


Cómo dato sorprendente os adjuntare una lista con los medicamentos que fotosensibilizan  la piel y no os creáis que son medicamentos raros que se usan esporádicamente, sin ir más lejos, el omeprazol y el enalapril se encuentran en la siguiente tabla;

Antiacné y Antiarrugas
Ácidos ( retinoico, glicólico) Isotretinoína (Roacután®)
Antibióticos
Azitromicina, gentamicina, ciprofloxacino, doxiciclina…
Antidepresivos
Sertralina, fluoxetina…
Antinflamatorios
Ibuprofeno, Naproxeno…
Antihistaminicos
Loratadina, Cetiricina, ebastel ®…
Antibabies y Hormonas
Yasmin®, Diane®…
Antihipertensivos
Enalapril…
Antiulcerosos
Omeprazol, Ranitidina…
Corticoides
Dacortin®…
Diuréticos
Seguril®, Torasemida …
Hipolipemiantes
Atorvastatina, simvastatina…
Psicofármacos
Diazepam, Alprazolam…
*Listado más detallado click aquí: http://www.cofm.es/recursos/doc/28551_1771772015134211.PDF

Otro tipo de manchas son los queloides pigmentados, originados por distintas agresiones en la piel;  cicatrices, herpes y  lesiones acneicas son algunos ejemplos. Para evitar su aparición es fundamental proteger las lesiones del sol y aportarles una buena nutrición.

Los cambios hormonales en la adolescencia, embarazo y menopausia sensibilizan la piel dando lugar a los llamados cloasmas/ melasmas. Estos son manchas marrones difuminadas y suelen localizarse en la frente, mejillas, labio superior y mentón.


Por último, las manchas que se han de ir vigilando y bajo mínima sospecha consultar con un dermatólogo son los nevus. Suelen ser multicolor y los bordes suelen ser irregulares y desiguales.





No hay comentarios:

Publicar un comentario